lunes, 9 de febrero de 2009

¿Sangre? No gracias, sangría

Guillermo y Borja fueron los ejecutores de estas deliciosas marmitas mágicas, en las que no me caí. Lefteris ejercía de "desorganizador" y Lisa de cabeza pensante, en la que fue la fiesta de cumpleaños de mi dueño. Una mesa de billar, muchos amigos, unas pizzas, muchas canciones, muchas conversaciones, ningún baño (¿?), cuatro focos mal puestos... pero lo que me hace sentirme especial, es sobrevolar por ese ambiente "Erasmus"
¡Felicidades Borja!

1 comentario:

¿Qué te ha parecido?