viernes, 6 de febrero de 2009

Tranvía

Unas días atrás me decidí a visitar la ciudad donde me hallo. Después de bajar las dos colinas y enfrentarme a conejos, pelusas y rocas, llegué a "La parada del Tram". Allí esperé hasta que pasó algo. Obviamente, lo dejé pasar porque no sabía lo que era pero luego pensé...¿y si me subo?. Asi que cogí uno morado que ponía "8:Frolunda". Puntual llegó el tram a la estación de la misma manera que yo me colé en su interior. ¿Y esa tarjeta azul que lleva Borja para que será?
Durante el trayecto me dí cuenta que este medio de transporte tiene algo especial, es algo mágico y natural. Un metro verde y limpio entre árboles y edificios, iglesias y 7-elevens, residencias y Hemkops. Ahora comprendo por qué esto se pasa tan rápido, Rotary es la siguiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?