martes, 17 de marzo de 2009

Nya Ullevi

La verdad es que son todos muy malos, no pegan tres patadas y no consiguen dar dos pases seguidos. Sin embargo, me atrevería a decir que la densidad de fútbol per capita en Suecia es mucho más alta que en España. En mayo se inaugura el nuevo Ullevi y Borja me va a llevar a ver a la selección española, es curioso como construyen un estadio nuevo con menos capacidad que el anterior...La cuestión es que para preparme me he dedicado a dar una vuelta por Göteborg viendo los diferentes y verdes campos donde equipos de niños, de mayores, de once rubias tratan de marcar. Pero me paré en Frolunda, en uno especial, donde estaba jugando Borja, ¿o debería decir Deivid Vila?. Mi amo arrancó desde su campo con un despliegue de potencia increíble en él, ni Alex (o Olex según su acento inglés) ni Francia, Yann ni Italia, Giuseppe consiguieron parar a Borja en su busqueda del gol. El disparó final entro como una exalación pegando en el poste sin que Andrés pudiera hacer nada más que decir ¡Villa maravilla!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?