miércoles, 29 de abril de 2009

Baño de placer


Suecia es plano, pero a veces te sorprende con lagos a 10 minutos de la ciudad como este. En invierno, un campo blanco, en verano, un agradable lugar donde los suecos disfrutan de sus barbacoas (eufemismo para llamar a los botellones) mientras los más valientes, como Borja y Guille se dan un baño de los que refrescan hasta la médula.

martes, 28 de abril de 2009

Baño en el lavabo

Después de tan duro viaje nada mejor que un bañito. Limpito de nuevo para seguir volando por la monótona Suecia

miércoles, 15 de abril de 2009

Preikestolen


Una vez volé al lugar más increíble que los ojos de un murciélago pueden ver.
Con todos vosotros, el púlpito donde los corazones laten ante la gran maravilla de nuestro planeta.

Bergen fugaz

En una abrir y cerrar de ojos, tan rápida fue la visita a la segunda ciudad de Noruega que no me dio tiempo a aparecer en la foto.
Bergen es una de las 14 "capitales europeas secretas", centro marítimo de tierras escandinavas, ha cicatrizado bien varias catástrofes en forma de fuego en el pasado para convertirse en un paisaje acogedor lleno de bonitas casas que miran a un fiordo.

Fantasmón en Gol con el Trol


En este capítulo de mi amigo fantasmón derrota al Trol de Gol, al fondo de la imagen

El que tiene un amigo, tiene un tesoro, yo tengo la cueva de las maravillas.










































Fantasmón mi brillante amigo: etéreo a la vez de luminiscente, muerto viviente, transparente, translúcido, impermeable, siempre con poker face. Muchas gracias por las aventuras que pasamos juntos en Noruega, el picnic inolvidable inolvidable en minas Mierdal y la timba hasta el amanecer con el reno Renardo entre el fiordo y el deporte extremo en la piedrecita.

Noruega








Para mí Noruega fue un enorme alce aunque no nos lo cruzáramos, gracias a Dios, por las carreteras de un carril (Trujo por la derecha siempre por favor). Un alce con montañas, fiordos, lagos y naturaleza abrumadora donde extrañas gentes viven "his own way" separados del mundanal y devastador ruido.

Super coqueto galaxy


¡Qué susto me dí cuando de repente me encontré tan lejos de mi planeta! Menos mal que la mano de mi dueño vino a recogerme. Ay que mal rato...

Oslo

¡Hola murcielamigos! Os habreis estado preguntado...¿dónde está este coqueto que hace mucho que no habla? ¿se habrán olvidado de él en algún recóndito lugar? ¡Pues no! he estado volando por tierras escandinavas. Mi primera parada: Oslo
Oslo es la capital de Noruega, previsiblemente te encontrarías muchos rubios, sin embargo, no es rubio todo lo que reluce...me explico. La caótica infraestructura de la ciudad no te recibe bien. Elevados y oscuros edificios contrastan con el mar surcado por un laberinto de autopistas y túneles. Una vez dentro de la ciudad, pequeñas casitas, bonitos parques, y en el centro, el fiordo de Oslo y sol. Borja me advirtió que Oslo no era muy bonito, pero para mí que podría serlo. Una mala acogida por parte de sus gentes, o del 25% de inmigrantes en su mayoría de Pakistán, no ayudaron para quedarme con una buena idea de Oslo. Capital oscura de Noruega.