sábado, 9 de mayo de 2009

Cuenta la leyenda que Cracovia

Fue fundada sobre la cueva de este dragón. Aunque resulte extraño el dragón se comió a la princesa. A modo de venganza, el que se convertiría en fundador de Cracov, Krak, invitó a cenar al dragón, que, hambriento, engulló una oveja con unos polvitos de azufre. Esto le provocó una tremenda sed y tuvo que beberse el río Vistula entero, y claro, explotó y fue vencido. Sobre la cueva, el palacio del Rey Krak, convertido en Mausoleo ahora.
El dragón sigue echando fuego!, casi me chamusca in fact.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?