jueves, 28 de mayo de 2009

Por esta ventana

Para mí, e igualmente para el resto de común mortales, es imposible entender de qué puñetas va su proyecto fin de carrera. Aunque Borja insistía mucho que dentro de este micrométrico espacio no podía estar. Un laser, un inyector, una camara muy rápida y otras cosas raras que sigo sin entender se reparten por el caótico laboratorio en los subterráneos de Chalmers. Donde Bo y Tobjorn, gruñon y entrañable abuelo respectivamente,se conocen hasta la más pequeña válvula para llegar a los 300 grados y 30 bar.

2 comentarios:

  1. jaja coqueto y yo iremos a enterarnos en septiembre
    anita

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido?