jueves, 24 de septiembre de 2009

Guadalupe



Escondido en el sobrecogedor paisaje de la Sierra de las Villuercas de Cáceres se localiza un pequeño pueblo de 2500 habitantes. Sobrevolando la zona, a vista de murciélago, aparece imponente desde la Ermita del Humilladero el Monasterio gótico mudéjar de Santa María de Guadalupe.



La imagen de la Virgen de Guadalupe fue escondida junto al río Guadalupe durante el periodo musulmán. Cuenta la leyenda que un sencillo pastor extremeño advirtió que se le había perdido una vaca. Su búsqueda le llevó al cauce del río donde halló a su vaca muerta. Sin embargo, cuando iba a realizarle la señal de la cruz con un cuchillo, se apareció María al pastor anunciándole que su imagen estaba allí enterrada. El pastor difundió la noticia, el pueblo excavó y encontró la imagen. A partir de entonces se empezó a construir una ermita dedicada a ella.

Desde el siglo XIV el Monasterio de Santa María de Guadalupe ha sido casa y lugar de devoción de reyes (para Isabel la Católica era "su paraiso"), de conquistadores (Colón se encomendó a la Virgen de Guadalupe antes de su viaje), de Papas (Juan Pablo II lo visitó en 1982) pero sobre todo, de personas de todo el mundo que allí encuentran a la Virgen que les protege. Fray Gonzalo de Illescas (pintado por Zurbarán) ha seguido a todos por la sacristía del monasterio con su mirada inquietante.



Para mi gusto de murciélago, el claustro gobernado por el templete sería el lugar donde pasaría la mayor parte de mi tiempo. En Suecia no había cosas como estas ;)

2 comentarios:

  1. Me encanta tu blog!!! El murciélago es una monada, siempre en todas las fotos en una esquinita observándolo todo :)

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Que bonito es Guadalupe!! Coqueto, gracias a ti he apuntado un nuevo lugar en mi lista de "Próximos viajes"

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido?