lunes, 27 de septiembre de 2010

La fortaleza de Alquézar

Planeando sobre Alquézar
Después de pasar por Noruega, un servidor murciélago podría pensar que ya ha visto la naturaleza en toda su plenitud. Nada más lejos de la realidad, escondido en la comarca de Huesca e inundado por los ríos de la sierra de Guara, se encuentra este pueblo de aspecto Rohaniano. Un paraje que invita a la tranquilidad...¡si no fuera por los abruptos barrancos que lo rodean!  Los cuales se han convertido, sin duda ninguna, en la principal atracción de sus jóvenes visitantes. Sifones, toboganes, saltos, lavadoras, pasos mortales (que yo podía esquivar volando claro)...junto con mansas presas y lagunas.
Sin duda, si no sois un murciélago y queréis pasar un finde de aventura: ALQUÉZAR. 

Aquí no se bañaron Kate y Sawyer

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?