jueves, 6 de enero de 2011

El alcázar no se rinde: Toledo



Posiblemente una de las ciudades que más cultura medieval conserva. A pocos ilómetros de Madrid te puedes comprar la espada de Aragorn, Andúril y Dardo, la daga de Frodo.Y aunque suene curioso, es un reclamo más que útil para ser una de las ciudades con más americanos asombrados pensando que más allá del Alcázar de Toledo está Mordor lleno de orcos.

Toledo es una ciudad valiente de la que se recuerda uno de los últimos episodios curiosos de nuestra historia. Y es que durante la Guerra Civil y durante el asedio del Alcázar, el coronel José Moscardó, al igual que hiciera Guzmán el Bueno tiempo atrás, decidió que no se rendía aunque la vida de su hijo dependía de ello. La conversación telefónica, muy española, debió ser algo así :

Hijo: ¡Papá!
Coronel: ¿Qué hay, hijo mío?
Hijo: ¡Nada; que dicen que si no te rindes me van a fusilar!
Coronel: ¡Pues encomienda tu alma a Dios y muere como un patriota, dando un grito de ¡Viva Cristo Rey! y ¡Viva España!
Hijo: ¡Un beso muy fuerte, papá!
Coronel, al Jefe de Milicias. -«¡Puede ahorrarse el plazo que me ha dado y fusilar a mi hijo, pues el Alcázar no se rendirá jamás!

Y así de ancho se quedó. Luego, a diferencia de Guzmán el Bueno que logró defender Tarifa después del sacrificio, el Alcázar fue totalmente destruido. Ahora está como Coqueto lo vio (no así su indignado y desorientado dueño).
El Alcázar no se rindió pero fue destruido
Y yo seguí volando por estas imponentes vistas que uno se acostumbra a conformarse con verlas en el GranTurismo.
Awesome real landscape
Los pueblos que rodean a la ciudad mantienen ese aroma medieval que tiene Castilla y que te mantiene en alerta por si de repente sale una señora con un cubo por el balcón de esa estrecha calle y grita "¡agua va!" mientras pasas por debajo. 
Rincón altar de Toledo
Fin de semana rural y visita obligada para extranjeros siguen siendo estos parajes. Con cuidado de las aspas, pasé entre los molinos de Consuegra y me topé con la Iglesia de Ajofrín.
Detalle de la Iglesia de Ajofrín
Un pueblo que con sólo nombrarlo parece que va a hacer frío, con 2000 habitantes que comen muchas migas, pero con el encanto de saber que todavía existen sitios en los que el Iphone no se usa.
El parque eólico tradicional de Consuegra

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?