viernes, 10 de agosto de 2012

Bat's Landing, Dubrovnik

A song of rain and sun
Buen ojo echaron los productores de Juego de Tronos a Dubrovnik para convertirla en el escenario del trono de hierro, aunque mi llegada no fue precisamente "A song of ice and fire" si no más bien fue una canción de lluvia, lluvia y sol.

A mis ávidos lectores les voy a pedir la licencia de hablar de Dubrovnik como la Peñiscola croata, salvando las distancias (unas 4 horas de vuelo de murciélago), encontraremos bastantes similitudes.

La amurallada ciudad Croata suele ser bastante calurosa en verano, pero padece de aisladas tormentas, y una de ellas me tocó a mi. Claro que desde el cielo todo se ve más fácil, por ejemplo, la tienda donde comprar un "emergency poncho". Un ridículo y avergonzante trozo de plástico que cuando caen las primeras gotas en un lugar turístico aumenta su valor más que las acciones de Facebook.

Llovía...
Llovía...



...sol!
Dubrovnik es un lugar para poner voz ronca y gritar: "¡a las murallas!", un paraje para recorrer sus pequeñas calles al son de la banda sonora de "Las dos torres" y contar chistes como los de "Los caballeros de la mesa cuadrada", mejor pensado, no tan malos. Incluso más de uno podría imaginarse a Sansa huyendo de la aviesa Cersei por alguna de las puertas de la muralla. Acertaría la mayor de los Stark si saliera de la muralla por el agujero que da al Buza Bar, una auténtica puerta al Adriático donde disfrutar de tu Karlovacko o de tu Ozujsko Lemon.
Pequeñas calles
Salir de la muralla, Buza bar y de golpe...¡Adriático!
Siete asedios han visto y han resistido las murallas de esta ciudad de Dalmacia, incluido el bombardeo Serbio del 91, cuando aguantó 11 explosiones internas. Pero hoy, el Stari Grad luce como nunca y sus gentes aprovechan para montar sus negocios alrededor del turismo, convirtiendo dicho casco antiguo en uno de los lugares más caros de Croacia (aunque lejos todavía de las grandes capitales europeas) . Buscar un "sobe" ,apartamentos-apartman-zimmer-camera, de murciélagos no fue difícil aunque en el caso de los humanos, sí hay que tener buen tino para dar con un amable Darko, Nenad o Dejan.

Calle principal del casco antiguo







Dubrovnik bien puede ser una one-day city a la vez que un auténtico must-seen de la República Hrvatska

Vista de la ciudadela de Dubrovnik

¡Diocleciano ya me espera en  SPLIT! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?