domingo, 21 de octubre de 2012

Los lagos perdidos, Plitvice Jezera (II)

Amanece en Poljanak: el verano croata nos regala un tremendo sol, la otra opción era tormenta. Atravieso un sendero rodeado árboles, sin estar muy seguro de si voy a llegar, mientras veo a mis intrépidos portadores pasar por encima de un puente de madera protagonizando la película de terror, "A car over a wooden bridge", y aparcar junto a la caseta del ranger.
El camino continúa hasta llegar a P3, punto de inicio donde está el embarcadero con los pequeños botes cristianos que cruzan los lagos. Previo paso por caja y descuento de estudiante, murciélagos gratis, ya sabéis.
No lo veis, yo tampoco, pero este es el único mapa gratuito para no perderte.
En la entrada aparecen las diversas prohibiciones en el parque, a mi no me aplican porque sale dibujado un humano, pero las comento.

1. No recoger lirios silvestres para la parienta
2. No emular a Michael Phelps en los lagos
3. No pescar truchas de medio metro con caña larga y katiuskas, con una gorra puesta
4. No bajarse de las piedras para orinar en el lago, con una gorra puesta (esta era complicada)
5. No dejar escapar al perro veloz
6. No calentarse al lado del fuego, con una gorra puesta
7. No tomar café cerca de una tienda de campaña con una gorra puesta
El resto, se sobreentiende, está permitido, así que si queréis lanzaros desde una cascada, no es mala opción.

Volviendo al tiempo de la acción, atravieso el gran lago inicial para dirigirme hacia los lagos superiores, alrededor de 130m de desnivel hay entre el lago más elevado y el más bajo. En total hay 16 lagos y se comunican unos con otros con cascadas, hasta terminar en el río Korana. 
Los lagos superiores están llenos de vegetación
Luces y sombras sobre el agua de cristal
La ruta es una sorpresa y una foto detrás de otra. Entre caminos de piedras, gente y pasadizos de madera pasa la visita. Uno de los grandes atractivos es el color del agua, cambiante a lo largo del día y diferente incluso dentro de un mismo lago.  
Colores
Los árboles hundidos se aprecian con una claridad pasmosa
 Tras el almuerzo en el punto superior, probablemente el lugar donde cuesta más una botella de agua en toda Croacia y donde montaría un negocio de bocadillos de jamón patrios, me dispongo a la bajada a los lagos inferiores donde aguarda la Veliki Slap, la cascada más alta del parque natural, de 78m.
Azul, porque este lago es azul como el mar azul
En los lagos inferiores nos encontramos a pequeños compañeros
Veliki Slap, Big Waterfall, desde arriba
El agotador pero satisfactorio día va menguando poco a poco, pero me voy con los deberes hechos, habiendo sobrevolado uno de los lugares candidato a ser una de las siete maravillas del mundo. 
Esta entrada, irremediablemente, tenía que estar plagado de fotos
En el atardecer, deshago el camino, mi sobe en Poljanak me espera entre la expectación de los apenas veinte habitantes del pueblo. 
Apacible Poljanak