miércoles, 24 de diciembre de 2014

Feliz Navidad y TOP5 de 2014

Un año más, y ya van cinco, os deseo una feliz Navidad y lo mejor para 2015. Un año que será muy especial seguro y estará lleno de viajes y vuelos que inundarán este blog de entradas. Os dejo una bonita estampa navideña de la familia en el árbol del cual se le ha ocurrido a mi amo colgarnos este año (vaya ideas...).
 

Este 2014 nos ha dejado trece entradas, catorce si contamos esta, y quince con una última que me guardo antes de final de año. Estas son las cinco mejores (pinchando en su nombre las podéis recordar):
  • 5. Érase una vez Annecy. Este pequeño pueblo al lado de Ginebra, escondido entre los Alpes, sorprende por su naturaleza y arquitectura medieval.
  • 4. Curro no volverá. Sevilla se vistió de color en la entrada más leída del año.
  • 3. One day in Paris. Mi vuelta a la ciudad de la luz fue más especial que nunca por la compañía que tuve.
  • 2. La eterna Primavera. Guatemala. La primera colaboración en el blog nos dejó una aventura preciosa.
  • 1"Pas dans le vide". Un salto al vacío, un vuelo fantástico desde la cumbre más blanca de Europa.


Y como hace poco estuve volando por la sierra Madrileña os dejo una panorámica desde El Yelmo , uno de los riscos de granito más altos de La Pedriza. ¿Me veis?

sábado, 25 de octubre de 2014

Michelín y La Bella Durmiente

Termino mi recorrido por tierras galas con dos ciudades por las que volé durante un día en cada una de ellas.
Burdeos, apodada "la bella durmiente" o "la perla de Aquitania" despierta mientras recorres su Puerto de la Luna, reconocido Patrimonio de la Humanidad recientemente. Puerto con historia, conectando Inglaterra, Francia y Paises Bajos, un gran centro comercial en la Edad Media lleno de cultura e historias. Hoy turistas disfrutan bajo el agua de unos chorros cuya agua reflejan la Burdeos especular, resaltando la puesta en escena de sus monumentos.
Un centro histórico que no tiene nada que envidiar al de las grandes capitales centro europeas. El románico pasó por aquí, la revolución francesa y los Girondinos también lo hicieron, así como el gobierno Francés en la ocupación nazi. Mi fugaz paso por la ciudad no me permitió disfrutar de los vinos de la región, sin duda lo dejo para mi próxima visita. 

Catedral de San Andrés
El Puerto de la Luna
Vuelo hacia el centro de Francia y cruzo la meseta de volcanes inactivos más grande de Europa. Los montes domados del Chaîne des Puys coronados por el Puy-de-Dôme ocultan y guardan Clermont Ferrand, capital de Auvernia. 
La ciudad ha crecido durante este último siglo gracias a una fábrica muy especial. Primero era de maquinaria agrícola, luego empezó a almacenar piezas de caucho para esa maquinaria. A finales del siglo pasado paso a convertirse en Michelín. La fábrica trajo riqueza y edificios a la ciudad y a sus habitantes, muchos de ellos trabajadores allí.
El centro guarda varios edificios de aspecto sombrío y oscuro, debido en parte al uso del basalto, piedra volcánica extraída de los volcanes citados.  Sobresale entre ellos la Catedral de la Asunción, de estilo gótico. Después de la Revolución Francesa se quedó sin tres de sus cuatro torres, sólo quedo una porque era la que tenía el reloj y daba la hora, sin duda unos revolucionarios muy prácticos.


Fachada de la Catedral de la Asunción
Y aquí termina mi hilo de entradas sobre mi periplo Francés, espero que os haya gustado y os invito a volar una y otra vez por Chamonix, recorrer Val D'Isere, descubrir Annecy, sentarse en el banco más largo del mundo y subir al sobrecogedor Montblanc.

jueves, 2 de octubre de 2014

El banco más largo del mundo. Ginebra

Está en la ciudad con los bancos que más dinero tienen, Ginebra, y mide 120 metros.
Allí estuve un rato
Hasta 20 metros más de altura llega el "Jet de agua" , popularmente conocido como "chorro, chorrote, chorrazo". Era una válvula que se abría para bajar la presión del sistema de bombeo cuando había poca demanda y se convirtió en el mayor atractivo turístico de la ciudad. Actualmente es el emblema de Ginebra y llega hasta 140 metros.


El chorro sin chorro, un mal día...
Cerca de la orilla del lago  me encuentro este curioso reloj hecho de flores que me indica la hora, otro de los puntos turísticos claves de la ciudad de los banqueros.


Poco más se puede visitar en la ciudad de los Euros. Bancos, tiendas de plumas serigráficas, tiendas de relojes, tiendas caras en general. Por lo general me pareció una ciudad bastante tranquila y con poco turismo, pude volar con tranquilidad y sin atascos de murciélagos. Probablemente influyera la fecha, pero la realidad es que había muchos más murciélagos en Annecy

Esta señal representa bastante bien el sentir de la ciudad

lunes, 22 de septiembre de 2014

Val d'Isere y el Valle de Aosta, imágenes especulares

Sigo volando por los Alpes franceses, cada vez más cerca de Italia. Separados por el paso del pequeño San Bernardo, Francia e Italia, Val d'Isere y el Valle de Aosta. Dos caras de las mismas montañas, unidas por una carretera de vértigo, sólo transitable durante los meses de verano, que serpentea entre pistas de esquí. Y es que no es un trayecto para miedosos ni para mareadizos. Nueve tornantes o curvas en U esperan una detrás de otra en la zona italiana antes de llegar a la autopista que te lleva a Aosta.

Val d'Isere en Francia, tienes pistas de esquí, tiendas, restaurantes de deliciosas fondues de Saboya y nieve, mucha nieve en invierno. Las tiendas hacen su agosto liquidando la temporada mientras los visitantes aprovechan para disfrutar de las actividades que se proponen. Yo me iba a animar con el ala delta, pero podía perder al grupo y este blog ya no existiría. Los paisajes no desmerecen para nada en la estación estival.


Sin duda, se trata de una zona bastante noble donde nos encontramos coches que se acercan a la velocidad de un murciélago.


Aosta en Italia, previo paso por el bonito Tuile, entre los pasos del Gran San Bernardo y del Pequeño San Bernardo. Si el pequeño ya tiene nueve tornantes no me quiero imaginar el grande, donde, por cierto, Napoleón se hizo un cuadro. En Aosta cambiamos la fondue por la pizza y el esquí por el turismo rural. Un bastante bien conservado Teatro Romano nos espera entre las bonitas casas de arquitectura tradicional.


Al final me picó la curiosidad y me fui a buscar al perro boyero más famoso de la zona, el San Bernardo. Se llaman así porque el archidiácono de Aosta, San Bernardo, puso un hospicio en los pasos que arriba he comentado y allí la diocesis usaba a los perros como compañeros y casi como médicos transportando en su pequeño barril algún líquido sanador.
Tan majo y tan encerrado :(, cerca del paso del pequeño San Bernardo 
Próxima parada: un chorro, chorrote, chorrazo y algo que es lo más largo del mundo. ¿Lo adivináis?

domingo, 14 de septiembre de 2014

Érase una vez Annecy

El lago de Annecy da de beber a las faldas de las cordilleras alpinas entre Suiza y Francia. Vuelo rasante por la orilla del lago, contemplando un paisaje único que combina una vertical cordillera con un puro lago inmenso de origen glaciar (segundo más grande de Francia) y un pueblo de casas de colores típicas centroeuropeas.

Entre el prado y la montaña se despliega el lago Annecy
Algo esconde este pueblo francés de aroma Veneciano, a medio camino entre Ginebra y Chambery. Sigo volando, busco y busco entre turista y turista. Si estáis por la zona, olvidaos de Ginebra, Annecy es superior en belleza y esconde algo que sigo buscando.


Canales hacia el lago, adornos florales, iglesias, no es lo que busco. Turistas, helados, más turistas, paseos en barca, puentes, parques, árboles... no. ¿Qué busco y dónde está? Ella tiene la solución, la chica de los helados, con mi francés de murciélago y mi lengua de estropajo me comunico y parece indicarme la solución. 



¡Eso es! ¡ahí está! ¡es la foto de Annecy!


Castillo, casa de la moneda, palacio de justicia, prisión (durante WWII y Edad Media) y finalmente, museo. Esta siniestra e insólita edificación en isla dentro del canal es , sin duda, la foto que os saldrá al buscar en ese famoso buscador gracias al que tengo este blog.

Verano en el centro de la nieve, Chamonix

Un mapa de pistas de Chamonix no es un mapa cualquiera. Lo abres, respiras, miras alrededor. Vueles a donde vueles, mires a donde mires, hay un telesilla y una estación inmensa. Si no, también te encuentras un mar de glaciares y el espectacular teleférico del Aiguille du midi.

Entre las flores me quedé
Pero no sólo del Invierno vive Chamonix-Montblanc, pude comprobar que el pueblo tenía mucha animación, tanta que imaginárselo nevado y en pleno apogeo de esquiadores es fácil. Durante la época estival se puede practicar parapente, ala delta, senderismo, alpinismo y ,para los amantes de la velocidad, descenso en bici por las propias pistas que en Invierno son de esquí. Lo que nuestros vecinos franceses llaman VTT, bicicletas todoterreno bajando a toda velocidad por estrechos surcos hechos en la montaña.

El glaciar d"e los bosones" (Bossons) año tras año baja amenazante hacia el pueblo
El pueblo se hace agradable para una visita y tomar un aperitivo deleitándose con la vista de los glaciares.

domingo, 7 de septiembre de 2014

La aguja del mediodía se para: "Pas dans le vide"

Con frío, viento y sol vuelo a la cima del Aiguille du midi, en el corazón de los Alpes franceses, a pocos metros del Mont Blanc. Una experiencia sobrecogedora a la que los humanos acceden usando un espectacular teleférico que pondrá los pelos de punta a más de uno y entusiasmará a más de dos. 3.776 metros es la primera parada, nada más bajar del telecabina el paisaje se abalanza sobre ti, a la derecha, el Montblanc, a la izquierda el Mont Maudit y el Cervino, ya en Italia.

El Montblanc desde l`Aiguille du midi
Estoy en el centro de los Alpes en el punto más alto de Europa, un sitio donde experimentar la magnitud de la naturaleza más salvaje. Me vienen a la cabeza otras visitas con sensaciones similares:
Preikestolen, Stavanger y La loca aventura pirenaica . Cada una ha sido única, experiencias que se hacen, se viven y se cuentan una vez. La visita a Chamonix sin duda se convierte en una "must-once in a lifetime experience" desde el momento que pones un pie en el telecabina. Se puede ver en fotos, pero la realidad apabulla en sensaciones a la imagen, se encoge el corazón hasta de un murciélago

Pas dans le vide
Después de volar por la zona de los 3.776 metros descubro que se puede subir más arriba. En un rápido ascensor que te lleva al punto más alto (3.842) para observar el Montblanc (4.810) y dar "el paso hacia el vacío". Una cámara hexaédrica con cinco caras de cristal, incluido el suelo, sujeta por la cara superior, en la que experimentarás la sensación de estar en el cielo, cosa que los humanos no tienen tan vista como yo, claro. En cualquier caso, fueron muy amables al permitir a este modesto murciélago de corchera tomarse la fotografía que aquí arriba veis. 



Por ahí van Gandalf y los hobbits
Volvemos a atravesar las nubes para bajar, nunca había estado tan alto, salvo en maletas de Ryanair.
Como decía la canción: "volando voy, volando vengo". Próximas paradas, los pueblecitos de Chamonix y Annecy

Para terminar, algunos datos del teleférico, y un vídeo sobre su historia


Primer tramo
Longitud: 2.553 metros
Altitud de salida: 1.038 metros, en Chamonix
Altitud de llegada: 2.317 metros, en el Plan de l'Aiguille
Desnivel: 1.279 metros
Capacidad: 5.040 kg (72 pasajeros)
Velocidad: 10 m/s

Segundo tramo
Longitud: 2.867 metros
Altitud de salida: 2.317 metros, en el Plan de l'Aiguille
Altitud de llegada: 3.776 metros, en l'Aiguille du Midi
Desnivel: 1.470 metros
Capacidad: 4.620 kg (66 pasajeros)
Velocidad: 12,5 m/s

domingo, 24 de agosto de 2014

La eterna primavera. Guatemala

Esta entrada es especial, hoy tiene un hueco en este blog una vieja amiga de cola larga y plumas brillantes. Un ave mítica, símbolo de la República de Guatemala. Os dejo con la narración de sus aventuras por allí.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Hola! Soy Quetzalita la amiga guatemalteca de Coqueto. Nos conocimos hace muchos años en unas cuevas de mi país cuando la novia de Coqueto, muy amiga mía, vino a presentármelo. Le gusto tanto que ha propuesto que os enseñe mi hermoso país a través de mis ojos. Así que voy a aprovechar que vino mi dueña a verme y les voy contando.

Bienvenidos a Guatemala, el país de la eterna primavera.

Cuando llego mi dueña nos fuimos directamente al norte. La capital, Ciudad de Guatemala, no tiene muchas cosas bonitas que ver y es un tanto peligrosa. Las maras son mafias que hacen tener que andar con mil ojos. Así que agarramos un autobús y marchamos para Flores, en la zona del Petén (lo agarramos porque aquí "coger" es también otra cosa...).

Apenas dormimos en las 12 horas de autobús. Las carreteras por acá no son muy buenas y el auto no hacia más que moverse. Llegamos a Flores a las 7:30 de la mañana pero el cansancio no se notaba porque estábamos emocionados con lo que ese día nos deparaba.... 

Tikal, la ciudad maya más bonita de América. 

Tikal fue unos de los mayores reinos mayas. Su primer templo es del año 700 a.C. Tras un paseo por la selva llegamos a LA GRAN PLAZA, que esta en el centro de la ciudad y tiene el templo I o del Gran Jaguar , el templo II o de las Mascaras y las dos acrópolis. Si nos seguimos adentrando en la selva nos encontramos con el templo III o del Gran Sacerdote que fue el ultimo templo que se construyo en Tikal. Y más adentro se encuentra el grandioso templo IV o de la Serpiente Bicéfala de 70 metros de altura. Desde la cumbre las vistas son increíbles.

Templo del Gran Jaguar
Vistas desde la cumbre del Templo IV
Y entre templo y templo pasamos los días, hasta que bajamos al sur del país en otro bus infernal, esta vez tuve que volar en paralelo y mostrar mi bello plumaje alado. Llegamos a:

 La Antigua, antigua capital de Guatemala.

Tuvieron que cambiar la capital por la cantidad de seísmos que tiene esta zona. La Antigua es la ciudad colonial mejor conservada de centro y Sudamérica. Caminar por sus calles es una experiencia única sobre todo por la calzada que tiene. Todo adoquinado, menos mal que los dioses me concedieron mis coloridas alas para evitarlo Tiene un mercado donde puedes comprar cualquier cosa a buen precio, para chapines y para gringos (así llamamos acá a los que no son guatemaltecos) si sabe regatear un poco.

Aqui ando degustando la rica cerveza de nuestro pais.
VIVA LA CERVEZA GALLO
Alli mi dueña se iba por las tardes al Hospital de Casa Jackson con niños desnutridos. Por acá la economía no está muy bien y no todas las familias pueden alimentar bien a sus hijos o no conocen cómo hacerlo. A parte de intentar recuperar a los nenes se intenta educar a las madres con técnicas de amamantamiento y educándolas a tener paciencia puesto que muchas veces dar de comer se convierte en todo un proceso que te acaba con la paciencia. Y así evitamos que los nenes cuando se les de el alta tengan que volver a ingresar al cabo de un tiempo. Yo la acompañaba todas las tardes. Dábamos de comer a los nenes, les cambiábamos, les poníamos guapos, jugábamos con ellos... Tenían la gran capacidad de que al sonreírte se le olviden a una todos los problemas que a menudo nos rondan la cabeza, sin entender que lo mas bonito de esta vida lo tenemos siempre delante. Andar con ellos te enseña a valorar todas las cosas que una tiene y te dan una lección de vida increíble. NUNCA DEJAN DE SONREIR (Bueno alguno lloraba mucho cuando no tenían a mamá) Yo me lo pasaba genial jugando con los nenes. Aquí podéis ver lo bien que nos lo pasábamos.




A parte de ir al hospital tuvimos tiempo para poder enseñar a mi dueña sitios como el lago Atitlan, donde corre la leyenda que el escritor de El Principito se inspiró con la famosa imagen de la boa que se come al elefante... ¿Ustedes que ven?


Alli fue la primera vez que mi dueña agarró un tuc-tuc. Un tuc-tuc es una moto-taxi, método de transporte para cortas distancias y bastante inestable por cierto.


También fuimos otro día al Pacífico, que de Pacífico ese dia tenia poco... Es una playa de arena negra porque es zona volcánica y no tiene nada que envidiar a la zona Caribeña


Pasamos también unos días de aventura en Semuc-Champey (río que se esconde en la montaña) donde, aparte de bañarnos en unas pozas naturales de agua cristalina que cambia de color según la época del año y peces hambrientos, pude enseñar a mi dueña donde conocí a Coqueto y Coqueta. Nuestra cueva preferida. Mi dueña tuvo que recorrerla a nado y con una vela puesto que no hay nada de luz dentro. Toda una experiencia para la gente humana.



Mi dueña en Antigua se quedo en casa de unos conocimos muy amables, Lucrecia y Rafael. Allí esperaba a que Lucrecia tocara la campanilla para que vinieran el resto de huéspedes y degustar otra comida deliciosa, seguramente a base de arroz, frijoles y aguacate. Base de la alimentación de nuestro hermoso país.
Combate Pokemon
Yo a veces tenia que pelearme con Chepe, la tortuga de Lucrecia, por un trozo de papaya. Pero no tengáis pena, al final hicimos buenas migas ;)
Antigua
Y pasaron los dias hasta que mi dueña tuvo que regresar a España. Le prometí a ella, a Coqueto y a Coqueta, cruzar el charco dentro de poco. Un gusto haberles conocido AMIGOS, ¡nos vemos en el camino!

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Espero que os haya gustado tanto como a mí. Muchísimas gracias a LaraH por el magnífico texto. Os recuerdo que si os animáis con algún otro amigo de Coqueto sólo tenéis que hablarlo con mi dueño y tendréis un sitio de gala en el blog.

Atentos al próximo destino: Alpes
¡Saludos!

domingo, 3 de agosto de 2014

One day in Paris

Llueve, y allí he llegado, a un lugar donde ya estuve en el pasado, volando entre nubes junto a ella. Vuelvo a encontrarme en esos lugares que tanto vemos todos los días pero poco conocemos sin el tamiz de un monitor, una pantalla, o un filtro de una cámara. Porque se puede ver y oir, pero nos faltan otros tres sentidos (un consejo de murciélago: no desarrolléis el sentido del olfato en el metro).
Esta nos la hizo un murciélago chino, infalibles con el objetivo
Un día lluvioso, porque llovía y no paraba a pesar de ser verano. Un día largo para pasear por los jardines del Louvre, por los campos Elíseos, por la Ile de la cité y por Montmartre. Perfecto para desayunar un pain au chocolat y un cafe creme. Perfecto para comer una hamburguesa interpretada por una de las mejores cocinas del mundo en Cafe des anges .Y perfecto para cenar fondue y  raclette en Les fondus de la raclette acompañado de un buen vino tinto. 

Es cierto que dado que llovía era un día perfecto para estar en el Museo del Louvre, pero amigos, ese objetivo ya estaba cumplido. ¡La mona lisa ya conocía a Coqueto!
Inundado de turistas, pero ninguno lleva un murciélago de acompañante, ninguno lleva dos. Porque por las fotos habréis conocido a mi acompañante, Coqueta. Un murciélago galán como yo no podía dejar pasar esta oportunidad, breve pero intensa, para llevar a conocer esta preciosa ciudad a su murci-churri.  

La luz se apaga en la ciudad de la luz, se enciende su símbolo, se encienden los corazones.