miércoles, 29 de marzo de 2017

Un cambio de rumbo y un millón de gracias

Corría el año 2009 cuando fui a parar a manos de mi amo. Desde entonces han sido 8 años de recuerdos, de sensaciones, de diversión y anécdotas con muchos de vosotros. Todas ellas han quedado plasmadas en este blog que tanto me ha dado escribiéndolo y releyéndolo, acordándome de cada una de las cosas que viví con mis amos y con vosotros, con mis amigos en cualquier parte del mundo. Estoy seguro que cualquiera de vosotros esbozará una sonrisilla al recordar ese rinconcito en el que se siente partícipe de este blog, aunque sólo fuese sosteniendo la cámara para captar mi mejor vuelo. Gracias.

Sé que he significado mucho y que para mis amos tengo un valor simbólico de amistad y amor incalculable, pero he decidido hacer un alto en el camino, una parada. He decidido empezar una nueva etapa por mi cuenta con mis compañeros de cuevas y dejar a mis amos tranquilos durante unos meses. Pero os dejo todo el bagaje y las más de 150 entradas escritas, de mi puño y letra. Algunas mejores, otras peores, algunas con cosas que espero os puedan servir en vuestros viajes y otras con menos cosas, pero graciosas.

Desde Suecia, pasando por Noruega, hasta Canarias o Eslovenia, Francia, Estados Unidos...sin duda me queda mucho y esto sólo se podría completar con las experiencias de otros murciélagos, así que nunca cerréis la puerta de vuestra casa a un muñeco de fieltro como yo. Aquí os dejo varias de las que para mí han sido mis mejores entradas:

Nota final del autor:
En realidad nunca he sabido muy bien quién estaba escribiendo este blog, si Coqueto o yo. Finalmente le he arrebatado el teclado a mi murciélago para despedirme por un tiempo de él. Coqueto es y seguirá siendo una parte muy importante de mi vida y tanto este blog, como su blog secundario, no se eliminarán, por todo su valioso contenido, pero se mantendrá inactivo por un tiempo indeterminado. Quizá para volver con más fuerza en el futuro o quizá para servir de trampolín para emprender un proyecto mayor y distinto.  Hasta entonces, sólo agradeceros todo lo que ha hecho posible este blog: vuestra compañía, vuestra amistad y vuestras lecturas. Sonrisas para todos, @DiBorja

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?